Carpintería

Cercado de madera

Cercado de madera

Autor:

Levantar un cercado de madera, es la mejor opción si queréis cerrar el jardín o delimitar una zona del mismo. Aquí os enseñamos a hacerlo.

Si tenéis en mente cerrar vuestro jardín o delimitar una espacio concreto del mismo, una buena opción es levantar un cercado de madera, empleando unas vallas de madera prefabricadas. Por su diseño tradicional, su valor ornamental y la sencillez de su montaje, estas piezas son uno de los elementos más utilizados para cerrar espacios exteriores.

En el mercado, encontraréis vallas de madera de muchos tamaños, no solo de diferentes alturas, sino también de diferente grosores y tipos de madera, que podréis adaptar a vuestros gustos y necesidades. Un trabajo sencillo, rápido y muy entretenido, que podréis realizar sin ningún problema, siguiendo las pautas que os damos a continuación.

Paso a paso para levantar un cercado de madera

Paso 1
Comenzamos el trabajo delimitando la zona que vamos a cercar en el jardín. Clavamos unas estacas de madera en el suelo y acotamos el espacio con un cordel, escuadrando bien los ángulos.

Paso 2
Una vez que hayamos calculado el número de postes que vamos a necesitar para realizar el trabajo, prepararemos las piezas. Con una escuadra y un lápiz, marcamos en los listones de madera las líneas de corte.

Paso 3
Con la ayuda de la ingletadora cortamos todos los postes, en nuestro caso nueve. Para trabajar con mayor comodidad, amarramos firmemente el listón a la base de la herramienta. Si no tenéis una ingletadora, podéis hacer el trabajo con una sierra de calar o una sierra de mano y una caja de ingletes.

Paso 4
Luego, aplicamos en los postes y las vallas un barniz tinte satinado, en nuestro caso de color caoba, con el que protegeremos y decoraremos la madera. Para realizar esta tarea, utilizaremos una paletina. Nos protegemos las manos con unos guantes de látex.

Paso 5
Cuando el barniz se haya secado, vamos al jardín y colocamos las piquetas metálicas en todo el perímetro señalado. Para clavarlos al suelo, nos ayudaremos de una maza y emplearemos una pieza de madera a modo de mártir.

Paso 6
Después de clavar todas las piquetas, introducimos los postes de madera en ellas y los fijamos con unos tornillos barraqueros y unas arandela galvanizadas, para evitar que se oxiden con la humedad. Para hacer este trabajo, emplearemos el taladro provisto de una punta adecuada para atornillar.

Paso 7
El siguiente paso consistirá en poner las escuadras metálicas en los postes. Para ello, primero marcamos los puntos de fijación y después, perforamos unos orificios guía con el taladro y una broca fina para madera.

Paso 8
A continuación, presentamos las escuadras en su posición y las fijamos a los postes, con sus correspondientes tirafondos. Para realizar esta tarea, haremos palanca con una llave inglesa.

Paso 9
Con todas las escuadras ya colocadas, presentamos la primera valla en su posición y la sujetamos a los postes con unas mordazas. Comprobamos que está bien nivelada y atornillamos las escuadras a la valla. Después, retiramos las sargentas. De la misma manera continuamos colocando más piezas de madera de pino tratada, perfectas para el exterior.

Paso 10
Ahora tendremos que cortar las dos vallas que van a los lados de la puerta, para adaptarlas a los sus correspondientes huecos. Las presentamos en su posición y marcamos los puntos de corte, con un lápiz.

Paso 11
Con la sierra de calar y una hoja especial para cortes rectos en madera, cortamos las vallas a medida siguiendo las líneas trazadas. Para realizar el trabajo con mayor comodidad, colocaremos las piezas sobre una mesa de trabajo.

Paso 12
Volvemos a presentar las vallas en su posición y las fijamos a los postes, con las escuadras. A la hora de posicionar las vallas, tendremos que tener en cuenta de poner la cara donde se encuentran los travesaños hacia el interior del cercado.

Paso 13
Es el turno de la puerta. Para poder instalarla, primero tendremos que poner algún sistema de cierre entre ésta y el poste. En este caso, colocaremos unas bisagras galvanizadas, para que no se oxiden con la humedad. Para atornillar los herrajes emplearemos el taladro provisto de una punta adecuada.

Paso 14
A continuación, colocaremos un pestillo, apropiado para exteriores, que nos permitirá mantener la puerta totalmente cerrada. Presentamos las dos piezas que conforman el pestillo, una en la puerta y la otra en el poste, y las atornillamos con el taladro y una punta adecuada.

Paso 15
Finalmente, pondremos unas piezas metálicas de remate en las testas de los postes, fijándolas con adhesivo de montaje; así protegeremos las testas, al mismo tiempo que decoraremos el cercado.

Paso 16
De esta manera tan sencilla y rápida, hemos montado un cercado de madera en el jardín de casa, delimitando una zona para que nuestro perro éste perfectamente protegido. Siguiendo las pautas que os hemos dado en este apartado, podréis cerrar el espacio que deseéis y obtener un resultado excelente.

© 2014 Aialanet S.L.
© www.hogarutil.com Todos los derechos reservados

Aialanet, S.L. | Aviso legal | Política de Privacidad | Contacta con nosotros | Suscripción | Publicidad Teléfono: 902 540 151

Entidad adherida a Confianza Online Entidad adherida a Confianza Online

Datos auditados por Comscore y OJD
Datos mensuales de Hogarutil en OJD interactiva