Fontanería

Instalación de termo eléctrico

Instalación de termo eléctrico

Autor:

En este tema de bricolaje vamos a instalar un termo eléctrico, sustituiremos el viejo calentador de gas que tenemos en la cocina por un termo eléctrico.

Para ello, lo primero que haremos es llamar a un técnico cualificado para que anule toda la instalación de gas y tapar todos los orificios de la pared que no vayamos a necesitar con una masilla adhesiva extra fuerte. Luego, sólo tendremos que colgar el depósito en la pared empleando unos soportes más resistente que los que teníamos, ya que el termo eléctrico pesa más que el calentador de gas; conectarlo a la red de agua sanitaria, y enchufarlo en una toma de corriente. Para completar la tarea también colocaremos un mezclador que nos permitirá economizar el consumo de agua caliente.

Disponemos en el mercado de una amplia gama de termos eléctricos, con distintas formas y dimensiones. Debemos elegir uno que sea capaz de cubrir nuestras necesidades de agua caliente, según el número de miembros de la familia, de las instalaciones sanitarias de la vivienda y de los hábitos individuales. Nosotros instalaremos uno con forma cilíndrica en posición vertical, que tiene una capacidad de 80 litros de agua, suficiente para responder a la demanda de dos personas.

El funcionamiento de un termo eléctrico es muy sencillo: el agua fría de la red general entra por la parte inferior del termo, por una entrada habilitada para ello, y se calienta en su interior por medio de una resistencia eléctrica que funciona en horario nocturno. El acumulador tiene un selector de temperatura con el que elegiremos los grados a los queremos mantener el agua caliente -entre 35º y 75º-, y un indicador de funcionamiento, que nos permitirá saber cuando está trabajando el aparato. Además, por tratarse de un circuito cerrado es obligatorio poner una válvula de seguridad, con el fin de evitar aumentos de presión en el depósito cuando el agua se caliente. A esta pieza le añadiremos un tubo de plástico para poder vaciar el termo en caso de necesidad.

  • Herramientas
  • taladro atornillador
  • broca de widia ø 10 mm
  • soplete
  • herramienta rotatoria de alta velocidad
  • muela para cortar metal
  • llave inglesa
  • llave de pico de loro
  • Materiales
  • tubo de cobre de 15 mm
  • manguera de 10 mm
  • "t" de cobre
  • estaño
  • decapante
  • sellador
  • racores
  • manguitos
  • soportes para sanitarios
  • masilla adhesiva extra fuerte
  • termo eléctrico
Paso a paso para la instalación de un termo eléctrico:

Paso 1
Después de que un técnico cualificado haya cancelado la instalación de gas que teníamos en nuestra cocina, taparemos los agujeros de la pared con masilla adhesiva extra fuerte. Mezclamos bien este producto de dos componentes, hasta que la masa adquiera un color homogéneo y rellenamos los orificios. Si no tenéis masilla adhesiva, podéis rellenar los orificios con yeso.

Paso 2
Alisamos el producto con una espátula y dejamos que se endurezca. Después, repasamos las zonas reparadas con una lijadora orbital provista de una hoja de grano fino, para conseguir un acabado perfecto.

Paso 3
En la salida de humos podemos colocar una rejilla si queremos aprovechar el hueco como ventilación; fijaremos la pieza a la pared con masilla adhesiva. Pero como el termo eléctrico no necesita ventilación ni salida de humos o gases, también podemos tapar el agujero con espuma de poliuretano y masa; después lijaríamos y pintaríamos del mismo color que el resto de la pared.

Paso 4
Ya podemos comenzar a colocar el termo eléctrico; marcaremos con un lápiz su posición en la pared y los puntos de fijación de los nuevos soportes.

Paso 5
Con el taladro en posición de percusión y una broca de widia del mismo diámetro que los tacos que vamos a emplear, en este caso de 10 mm de diametro, realizamos los orificios.

Paso 6
A continuación, introducimos los tacos de expansión con la ayuda de un martillo.

Paso 7
Insertamos los tornillos en los tacos, primero a mano y después, los apretamos bien con una llave inglesa.

Paso 8
Presentamos el termo en su posición, ponemos las pletinas y fijamos el conjunto con unas tuercas de plástico.

Paso 9
Es el turno del trabajo de fontanería. Lo primero que haremos es sellar bien el tubo de la toma de agua caliente, para evitar escapes de agua, y colocar un racor reductor, ya que el tubo que vamos a colocar ahí (la válvula mezcladora) no es del mismo diámetro que el tubo que proviene de la pared.

Paso 10
Luego, enroscaremos una válvula anti-retorno en la válvula mezcladora termostática, así evitaremos pérdidas de presión en el circuito.

Paso 11
Colocamos el conjunto en la toma de agua caliente y lo enroscamos fuertemente, para que no haya filtraciones de agua. Es conveniente sellar bien todas las roscas con un hilo sellador.

Paso 12
El siguiente paso será derivar la acometida de agua fría en dos, colocando unos casquillos de latón para poder enroscar las mangueras y varias piezas de cobre que uniremos entre sí mediante soldadura por capilaridad. Para que la soldadura sea perfecta, es importante limpiar previamente las zonas que vamos a unir.

Paso 13
Después, repasaremos los extremos de los tubos y de las piezas de unión con una lija de grano fino.

Paso 14
Ponemos las piezas sobre una manta de tela que aguanta hasta 1500º, ideal para este tipo de trabajo, y aplicamos calor en las zonas de unión con un soplete. Por seguridad, nos pondremos unos guantes protectores.

Paso 15
Para evitar la oxidación del metal y facilitar la soldadura, aplicaremos un decapante.

Paso 16
Encajamos las piezas entre sí con unos alicates para no quemarnos, y volvemos a dar calor en las zonas de junta hasta que el cobre adquiera un color más rojizo.

Paso 17
Ponemos el hilo de soldadura sobre las uniones, de manera que el estaño se funda y fluya por capilaridad entre las mismas. Después, dejamos que se enfríe y se solidifique.

Paso 18
Con las piezas ya unidas, colocamos la T con los casquillos en su posición, fijándola también a la toma de agua fría con soldadura.

Paso 19
Pondremos en la entrada de agua fría un manguito electrolítico para reducir al máximo el riesgo de corrosión interna del aparato. Estos casquillos aislantes tienen una capa de plástico en su interior para evitar el contacto entre metales.

Paso 20
Colocamos un casquillo macho-macho en el manguito para poder unirlo a la válvula de seguridad. Para realizar esta tarea nos ayudaremos de una llave de pico de loro.

Paso 21
De la misma manera ponemos el otro manguito electrolítico que viene en el kit, en la entrada de agua caliente del depósito.

Paso 22
Ahora colocamos los latiguillos y realizamos todas las conexiones mecánicamente, asegurándonos que las roscas quedan bien selladas.

Paso 23
Finalmente, pondremos un tubo de plástico en la salida de la válvula de seguridad para poder vaciar el depósito cuando sea necesario. Dirigiremos el tubo al desagüe para que el vaciado del termo resulte más sencillo y cómodo.

Paso 24
Remataremos el trabajo, pintando con una brocha los tubos de cobre del mismo color que la pared, de este modo obtendremos un acabado excelente.

Paso 25
Una vez que hayamos llenado el depósito de agua, sólo nos quedará enchufar el aparato y comprobar que la instalación funciona correctamente. El termo dispone de un cable flexible con enchufe para conectarlo a una toma de corriente.

Paso 26
Realizando un completo e interesante trabajo de fontanería, hemos sustituido un viejo termo de gas por otro eléctrico. Además de enseñaros a realizar diferentes conexiones con soldadura, hemos colocado un dispositivo mezclador para economizar el consumo de agua caliente.

Tags relacionados:

© 2014 Aialanet S.L.
© www.hogarutil.com Todos los derechos reservados

Aialanet, S.L. | Aviso legal | Política de Privacidad | Contacta con nosotros | Suscripción | Publicidad Teléfono: 902 540 151

Entidad adherida a Confianza Online Entidad adherida a Confianza Online

Datos auditados por Comscore y OJD
Datos mensuales de Hogarutil en OJD interactiva