Plantas

Bonsáis: Cultivo y cuidados

Bonsáis: Cultivo y cuidados

Autor:

El cuidado de un bonsái, es tan especial como ellos mismos. En este vídeo de jardinería de Bricomanía os enseñamos el cultivo y cuidados de los bonsáis.

Pinos, cerezos o espinos en miniatura deben parecer árboles viejos pero sin serlo en realidad. Este efecto se consigue a través de una manipulación cuidadosa de la planta y varias técnicas.

A la hora de elegir una especie los expertos recomiendan las de exterior, ya que son las más resistentes. Para los que los quieran tener en el interior de sus casas, las especies tropicales son una buena opción porque resisten bien las temperaturas de las casas.

Son plantas resistentes pero hay que tener en cuenta unos cuantos aspectos. Deben estar cerca de las ventanas para tener luz. Nunca a más de dos metros. Cuando las regamos el agua tiene que salir por el drenaje. Debemos mantener húmeda la superficie. Hay que contar con insecticidas y fungicidas para prevenir enfermedades.

Trasplante
Para controlar el crecimiento del bonsái es bueno transplantarlo de manera periódica, podando las raíces y echando tierra nueva. La mejor época para realizarlo es de finales de invierno a principios de la primavera, antes de que los nuevos brotes abran. Después del transplante se debe regar la planta y dejarla en un lugar protegido. Después de dos o tres semanas se podrá situar en su lugar habitual.

Poda
Es una de las técnicas mas importantes para el bonsái ya que con ella obtendremos la forma deseada. Es una práctica que se realiza durante toda la vida de la planta pero de manera ligera. Las mejores épocas para la poda dependerán de la especie. El pino y el ciprés se podarán en otoño, en invierno el olivo, granado, enebro y abeto. A principios de la primavera el abedul, forsitia, boj y cotoneaster. 

Pinzado
Esta técnica debe realizarse en la temporada de mayor actividad vegetativa, que va desde la primavera hasta finales del verano. Consiste, básicamente, en eliminar el primer o segundo par de hojas en especies frondosas o las puntas en las yemas de algunas coníferas. Se puede realizar a mano o con pinzas. Lo repetiremos durante toda la época de crecimiento.  

Alambrado
Este se utiliza para conseguir una determinada curva o inclinación en el tronco. Es algo difícil de aplicar y por ello es mejor que practiquéis con ramas de arbustos normales. Esta técnica puede hacerse en cualquier época del año. Es importante retirar el alambre antes de que dañe la corteza del árbol.

Tags relacionados:

© 2014 Aialanet S.L.
© www.hogarutil.com Todos los derechos reservados

Aialanet, S.L. | Aviso legal | Política de Privacidad | Contacta con nosotros | Suscripción | Publicidad Teléfono: 902 540 151

Entidad adherida a Confianza Online Entidad adherida a Confianza Online

Datos auditados por Comscore y OJD
Datos mensuales de Hogarutil en OJD interactiva