Peces

Luchador de Siam

Luchador de Siam

Autor:

Toda la información y los cuidados sobre el pez llamado Luchador de Siam o Betta.

Mascota: Pez
Familia: Laberíntidos (Osphronemidae)
Grupo: Perciformes
Origen: Sudeste asiático 

Este pez es también conocido con otros nombres, como Betta, Combatiente de Siam o Pez luchador. Es una de las especies de peces más famosas de agua dulce y la podemos encontrar en cualquier tienda de mascotas. Es originario del sudeste asiático y más concretamente de países como Tailandia, Camboya o Vietnam. Habita en charcas, pantanos, canales de riego, arrozales y ríos, en aguas estancadas, que normalmente no contienen oxígeno respirable y que cuentan con ligeras o inexistentes corrientes.

Rasgos físicos:

Es una especie bastante alargada (tanto el macho como la hembra), ya que mide de 6 a 7 centímetros, además de estar dotado de una gran flexibilidad. Tiene una sola espina dura en la aleta dorsal, de 29 a 34 vértebras. Su esperanza de vida gira en torno a los 2-3 años.

Las aletas de los machos son grandes, vistosas y tienen forma de abanico. Los colores predominantes son el azul, verde, púrpura y rojo, aunque también pueden ser blancos o compuestos por mezclas de diversos colores, debido a los cruces que los criadores realizan habitualmente. Por su parte, las aletas de las hembras son más cortas y presentan unas tonalidades cromáticas más apagadas, predominando en muchos casos el color gris.

Cuenta con una boca súpera y un órgano denominado "laberinto", que utiliza para respirar, tomando aire en la superficie.

Comportamiento:

Su comportamiento agresivo ha sido, durante muchos años, objeto de estudio por parte de etólogos y psicólogos. Son muy territoriales, siendo habituales las peleas entre machos, con lo que es recomendable que solamente haya uno en el acuario. Combatirán hasta que uno de los dos pierda o muera, resultando en la mayoría de las ocasiones gravemente heridos. Si un ejemplar macho considera que su adversario es más fuerte y poderoso que él, no peleará o se rendirá, decolorándose inmediatamente, enseñando las líneas de estrés y buscando un escondite donde refugiarse.

En el caso de las hembras, aunque también son territoriales y luchan por mantener su jerarquía, los enfrentamientos no son tan agresivos como en el caso de los machos.

Alimentación:

A pesar de ser omnívoros, prefieren la carne. Aceptan todo tipo de alimento, tanto vegetal como animal. Se recomienda proporcionales alimentos vivos, como daphnia, artemia, infusorios y sobre todo, larvas de mosquito.

Acuario:

El Pez Luchador del Siam no requiere un amplio espacio donde vivir. El acuario más recomendable sería uno específico, solamente para él, de pequeñas dimensiones (20 - 40 litros) y en el que se sienta a gusto. Para evitar enfrentamientos entre los ejemplares es muy importante no juntar a más de un macho en el mismo acuario. Pero sí puede convivir con otras especies pacíficas, que no posean aletas grandes ni colores llamativos. El acuario puede disponer de escenarios y decoraciones, en los que puedan esconderse o cobijarse.

Al ser unos peces muy territoriales disponemos de varias opciones en lo que a acuarios ser refiere: uno específico, en el que viva un solo ejemplar (el más recomendable); un habitáculo específico sólo con hembras; acuarios comunitarios; y betteras.

La temperatura del agua debe rondar los 25-29 ºC, mientras que el PH, de 6.0 a 7.5. Debido a que estos peces pueden salir a tomar aire a la superficie, no necesitaremos más complementos que un termocalentador que mantenga la temperatura estable y un filtro para limpiar el agua.

Reproducción:

El Betta Splendens es ovíparo y su reproducción puede culminarse con relativa facilidad dentro de un acuario. Se recomienda seguir los siguientes pasos:

1.- en primer lugar, separar al macho de la hembra, depositándolos en diferentes acuarios.

2.- al de un tiempo, el macho comenzará a construir un nido de burbujas en la parte superior de su acuario.

3.- una vez listo el nido, se junta a los dos peces en el mismo acuario, con el fin de que se apareen formando una especie de bola. Puede ser que el macho ataque indiscriminadamente a la hembra, con lo que habrá que separarles de nuevo.

4.- cuando la hembra ponga los huevos, que habitualmente ronda un número cercano a las 200-300 unidades, el macho procederá a fertilizarlos.

5.- 24 - 72 horas después, los huevos eclosionarán, con lo que habrá que sacar rápidamente a la hembra del acuario, ya podría comérselos o sufrir ataques por parte del macho, que se encargará de cuidar a las crías.

6.- en torno a los 3 días, los alevines comenzarán a valerse por sí solos, con lo que se procederá a retirar al macho del acuario.

Tags relacionados:

© 2014 Aialanet S.L.
© www.hogarutil.com Todos los derechos reservados

Aialanet, S.L. | Aviso legal | Política de Privacidad | Contacta con nosotros | Suscripción | Publicidad Teléfono: 902 540 151

Entidad adherida a Confianza Online Entidad adherida a Confianza Online

Datos auditados por Comscore y OJD
Datos mensuales de Hogarutil en OJD interactiva