hogarutil.com
HolaLuz.com Tu compañía eléctrica online
HolaLuz.com te ofrece todas las respuestas

Prevención y cuidados

Mejorar la circulación de las piernas

Mejorar la circulación de las piernas

Mejorar la circulación de las piernas. Aplica estos consejos en tu vida cotidiana para prevenir la aparición de varices y otros problemas derivados de la mala circulación.

Buenos hábitos parta mejorar la circulación de las piernas
  • No cruces las piernas. Cuando te sientes acostúmbrate a mantener las piernas en reposo ya que si las cruzas comprimes la vena femoral que es la vía principal de drenaje. Estíralas cada poco tiempo y no permanezcas más de una hora y media sentada sin levantarte.
  • Descansa con las piernas elevadas. Cuando duermas, estés leyendo o viendo la tele hazlo con las piernas estiradas y apoyadas sobre u cojín.
  • Evita los tacones altos y la ropa ajustada. No lleves zapatos que tengan un tacón con altura superior a 3-4 centímetros ni los uses muchas horas. Las prendas ajustadas sólo dificultan la correcta circulación de las piernas, apuesta por pantalones, faldas y mallas que no te aprieten. Evita las medias que comprimen a la altura de la rodilla y elige las elásticas.
  • Mueve los pies. Para activar la circulación de las extremidades inferiores mueve los dedos de los pies dentro del calzado si pasas mucho tiempo sentada y ponte de puntillas, subiendo y bajando los talones, si estás tiempo de pie.
  • Paseos...¡ y descalza! Conviene caminar todos los días mínimo 30 minutos siempre a paso ligero con un buen calzado deportivo anatómico. Después de un día entero con calcetines, medias y zapatos, botas o tacones sienta genial descalzarse y caminar por la hierba o la playa, las pequeñas piedrecitas o arenilla actúan como masaje circulatorio. 
  • Evita la exposición directa al sol durante largo tiempo.
  • Duchas de frío-calor. Combina el agua caliente con más fresca y termina con un chorro de agua fría en dirección ascendente, de los pies a las ingles.
    Más fibra, menos sal.
    Las vitaminas B y C son tus aliadas, tómate todos los días un zumo de naranja.
  • Bebe dos litros de agua al día.
  • Intenta no levantar peso. Las venas pueden dilatarse en exceso al ejercer presión sobre las piernas.
  • Hidratación con cremas y masajes con aceites esenciales como el de romero.
  • Olvida el tabaco. Sólo obstruye la circulación.
  • Plantas para mejorar la circulación. Ortiga, jengibre, espino, aquilea, flores de tilo, romero, hamamelis... hay plantas estimulantes que actúan como tónicos para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Ejercicios para mejorar la circulación de las piernas

Di adiós a la vida sedentaria. Pasar mucho tiempo sentada o de pie favorece la aparición de celulitis, varices y otros problemas. Cambia los malos hábitos: olvídate del ascensor y apúntate a subir y bajar escaleras, vete a hacer los recados andando y acostúmbrate a caminar media hora al día. Para dar firmeza y moldear tus piernas nada mejor que hacer bicicleta 20-30 minutos entre 3-5 días a la semana, ya sea al aire libre, en el gimnasio o dentro de casa con una bicicleta estética, ¡ya no tienes excusas para no movilizar tus piernas!

En casa. Aprovecha cuando veas la televisión para hacer estos sencillos ejercicios (30 repeticiones con cada pierna):

  • De pie, apoyada en una silla, siempre con la espalda recta, estira la pierna adelante, atrás y hacia el lado.
  • De pie, sube los talones y ponte de puntillas. Aguanta unos segundos y vuelve a apoyar los talones en el suelo.
  • Aprovecha cuando vas de un lugar a otro de casa para andar descalza o en calcetines, de puntillas y luego sobre los talones.
  • Tumbada de costado en el suelo y apoyada en el codo, con la pierna del suelo flexionada, sube y baja la pierna superior bien estirada.
  • Tumbada boca abajo realiza elevaciones con las piernas estiradas, primero una y luego la otra.
  • Tumbada boca arriba sobre una colchoneta, mueve las piernas como si estuvieras pedaleando en la bici para activar el riego sanguíneo.
  • Tumbada boca arriba eleva las piernas estiradas, ábrelas y ciérralas. 
  • Tumbada boca arriba eleva una pierna estirada y haz giros rotatorios en sentido de las agujas mientras mantienes la otra apoyada en suelo. Después cambia de pierna. 
  • Siempre que estés sentada haz flexiones con la punta de los pies hacia delante y atrás moviendo los dedos.
Tags relacionados:

© 2014 Aialanet S.L., © www.hogarutil.com Todos los derechos reservados

Categorías
Cocina | Bricolaje | Decoración | Jardinería | Mascotas | Hogar | Belleza | Salud | Hogarutil Directo | Foros | Blogs
Televisión
Karlos Arguiñano en tu cocina | Cocina con Bruno | Hoy cocinas tú | Cocina con sentimiento | Bricomanía | Decogarden
Tienda
La tienda de Hogarutil.com
Corporativa
Aialanet, S.L. | Aviso legal | Política de Privacidad | Contacta con nosotros | Suscripción | Publicidad Teléfono: 902 540 151
 
Entidad adherida a Confianza Online Entidad adherida a Confianza Online

Datos auditados por Comscore y OJD
Datos mensuales de Hogarutil en OJD interactiva